domingo, 30 de abril de 2017

Carta de un Joven Obispo a unos Jóvenes Católicos (Fragmentos)

Querido amigo/a:

En el año 2003, miles de jóvenes de toda España tuvimos la gran suerte de poder escuchar en Cuatro Vientos al Papa Juan Pablo II, se atrevió a decir, que había merecido dedicar toda su vida al servicio de Jesucristo y al de los demás.

Lo más importante en nuestra vida se va entretejiendo con los “sís”.Sí al amor sincero, sí a la solidaridad, sí al esfuerzo, sí a descubrir…

Dice San Agustín, “¿qué tienes en ti que sea tuyo y no regalado?”…Tan sólo una cosa: el “sí” de tu libertad, única y muy personal”.

 Sin duda, la pregunta, cuando sientes que puedes estar llamado por Jesús, se puede traducir de esta doble manera: “¿Para qué se me llama?…  y ¿me hará feliz?”.

 Jesús te llama: a ser su amigo. Y esto comporta tres cosas: estar muy cerca de Él, hacer comunidad fraterna con los demás hermanos llamados por Él, y ser enviado a anunciar la Buena Noticia.

 “Quien se encuentra con Jesucristo no sólo no pierde nada, sino que gana todo”. No tengas miedo a decir “sí”; te sentirás plenamente feliz y realizado.

No te hablo por hablar o por decirte cosas bonitas. Conozco muchos jóvenes que han dado este paso. Cientos de jóvenes del siglo XXI han respondido con un “sí” total, que les ha cambiado su vida.
Es entonces cuando la vida no se pierde; tiene un sentido total.

A los jóvenes os suelo preguntar: “¿Para quién estáis haciendo vuestra vida?”… Si la estáis haciendo sólo para los hombres, pisad, subid, enriqueceros, sed importantes…Pero si queréis hacer historia para Dios, y que vuestro nombre se escriba en el libro de Dios, tenéis que ver la vida con sus ojos, sentir con su corazón y hacer con sus manos… Aunque os llamen “desfasados o payasos”… Porque seréis “signo de contradicción” e iréis contra-corriente muchas veces… ¡Sin miedo!

Hagan sentir a todos su grito, déjenlo resonar en las comunidades y háganlo llegar a los pastores. San Benito recomendaba a los abades consultar también a los jóvenes antes de cada decisión importante, porque «muchas veces el Señor revela al más joven lo que es mejor» (Regla de San Benito III, 3)”.

Casi para finalizar, te regalo una “brujula” para seguir caminando… Es como un “test” de autenticidad para un joven que busca ser cristiano de verdad:

N: Experiencia de “tú a Tú” con Jesucristo. Hablar con Él;

S: Conversión de vida, en pequeñas y grandes cosas;

E: Necesidad de una comunidad cristiana de referencia;

O: Ser evangelizadores y compromiso real con los más pobres.


    + Raúl Berzosa, Obispo de Ciudad Rodrigo.

jueves, 20 de abril de 2017

sábado, 1 de abril de 2017