miércoles, 27 de abril de 2016

¿Tienes vocación?

Vocación tienes, como la tenemos todos ¿pero cuál? No soy yo quien te lo pueda decir; has de ser tú quien la descubra.

Lo primero que has de hacer es tomarte en serio tu fe cristiana. Crees en Jesús. ¿De verdad que hablas con Él y lo escuchas? Déjate estar de si te gusta o no, ser cura o monja o el matrimonio; no es cuestión de gustos, sino de respuestas a los deseos de Jesús sobre ti. Ahí está el punto clave.

¿Tú sabes lo que es sentir sobre ti todo el amor de Jesús y volcar sobre Él todo el tuyo? ¿Has experimentado oírle decirte a ti y con frecuencia: Gracias? ¿Y has experimentado también de que estando trabajando por Él y para Él, tener por dentro la satisfacción y el gozo de sentir sobre ti la mirada complaciente de Jesús?

Te recomiendo que escuches a Jesús en tu oración y pienses en lo que quiere de ti. Te recuerdo que, aparte de tu rectitud de intención, es signo de vocación tener cierta inclinación y, desde luego, también disponibilidad.

 

No hay comentarios: